Algunas personas no se atreven a probar la comida india porque piensan que todos los platos que hay en la carta son extremadamente picantes y que no les van a gustar, pero esto es un error muy extendido en la gente que no conoce la gastronomía india.

No hay que confundir entre especiada y picante. Las recetas de la India son muy especiadas sin necesidad de ser picantes. Muchos platos llevan especias como cúrcuma, cayena, comino, cardamomo… que les dan esos sabores y aromas tan intensos y que no son picantes.

A continuación, diferenciaremos platos indios no picantes y picantes para que puedas pedir sin ninguna duda la próxima vez que visites un restaurante hindú.

 

Platos indios que no son picantes

Para la gente que se están iniciando en la gastronomía hindú todos los platos pueden tener nombres que dan la impresión de que van a picar mucho, pero nada más lejos.

 

Samosas

Uno de los entrantes que más pide la gente de nuestra carta. Son como unas mini empanadillas triangulares rellenas de verduras, guisantes y carne para nada picantes.

Pollo Tandoori

Probablemente el ejemplos más conocidos de comida india con un sabor suave y agradable. Este plato suele estar acompañado de verduras que también han sido cocinadas en un horno tandoori.

 

Hot Coconut

Este plato quizás es menos conocido que el tandoori pero es una clara muestra de plato especiado lo que le permite tener un sabor único. Está disponible con pollo, cordero o gambas lleva leche de coco, comino y cúrcuma, de ahí su sabor dulce y suave.

butter chicken valencia

 

Platos indios picantes para los más valientes

Pero si la gastronomía india tiene esa fama… será por algo. Aquí nuestro top tres de platos picantes, de menos a más picante, solo disponibles para los más osados. Recuerda que, si en un restaurante algo es picante, realmente lo es.

 

Jalfrezi

Este plato está salteado con pimientos y chilis verdes picantes. A pesar de su picor, tiene un sabor intenso que te enamorará debido a las especias con las que está marinado el plato. Curry ligeramente picante (para un hindú).

 

Madrás

Aquí la cosa se va poniendo más seria. Este plato tiene un característico color rojo debido a las especias bañadas en una salsa de tomate que le dan ese sabor picante. Recibe el nombre de la zona de la India de donde es originario.

29. Pollo Madras

Vindaloo

Plato de origen portugués que rápidamente se extendió por toda la India, se elabora con vino (vinho) y ajos (alhos) y unas cuantas guindillas. Es uno de los más currys picantes, es espeso y muy recomendable acompañarlo de arroz y pan naan.

32. Pollo Vindaloo

 

Phaal Curry

Pronunciado fol, es el rey del picante en la India. Muy similar al vindaloo en cuanto a color, pero más picante. Una ración de phaal lleva entre 10 y 12 chilis picantes, poca broma. Generalmente este plato está fuera de carta, por razones obvias, y solo se sirve cuando un comensal lo pide.

 

Después de una comida picante, no hay nada para bajar ese picante que un postre suave como el Kulfi de mango o pistacho, lo mejor para calmar el paladar.

 

Ahora ya eres un experto a la hora de diferenciar los platos picantes de los que no lo son, te esperamos en nuestro restaurante Indian Garden Valencia. Como hemos mencionado, no hay que confundir picante con especiado.